Vanesa Castro
& Iñaki López
Investigadores, productores y agitadores culturales.
Für Alle Fälle - Para todas las ocasiones
contacto > fur@furallefalle.com

*

*

!Agitation

Es una conferencia en la que exponemos varios modelos de actuación como punto de partida para generar eventos culturales y redes de trabajo. Para ello mostramos varios proyectos de Fur Alle Falle, las claves de su realización y los resultados obtenidos.



Sobre !Agitación, dinamización cultural y creación de redes de trabajo.


Para nosotros !Agitar es provocar cambios, dinamizar un tejido cultural y social.

Agitación cultural es favorecer una ciudadanía activa, capaz de realizar sus propios proyectos culturales.
 El agitador funciona como nexo y como motor inicial de una red de trabajo, propiciando la participación de otros actores locales en el proceso creativo.

Agitación cultural es una etiqueta que nosotros ponemos a trabajos de diversa índole, producidos por ciudadanos, investigadores, activistas, productores, artistas, colectivos, etc.

La labor del agitador
Construir herramientas, recursos y modelos innovadores. Enseñar las pautas para reproducirlos, de manera que los colectivos de ciudadanos los aprenden y los adaptan a sus circunstancias y su devenir.

Actualizar o re-inventar espacios de uso.
Cuestionar y mejorar las metodologías de trabajo de los colectivos.

Buscar la autogestión y la sostenibilidad (mediante el intercambio de servicios y bienes), y que el trabajo revierta en el procomún.


No es un "animador cultural" puesto que debe provocar cambios y plantear soluciones a problemas ideológicos o estéticos.
No es un "activista" porqué su función no es solamente política o social, sino también estética, actúa también sobre "el ocio" o "el entretenimiento". (aunque es difícil no ser político)
No es un concejal que se dedica a programar lo que le viene dado por los circuitos de su comunidad o por las fiestas populares y religiosas.

Institucional o independiente
Ser agitador cultural fuera de la industria y las instituciones es complejo, no suele estar reconocido como labor profesional y tampoco suele remunerarse.
Muchas veces los agitadores culturales son rechazados o incluso condenados por el hecho de provocar cambios que generan crisis (de poder, de ideas, etc ).
En la industría el agitador podría ser un publicista o un community-manager. Institucionalmente vendría a ser un concejal o técnico de cultura o asuntos sociales.
El agitador cultural debe pasar tiempo con los colectivos de ciudadanos, encontrar los intereses comunes. Conocer el potencial creativo y las distintas habilidades de los miembros de su comunidad. Luego, propiciar actividades sobre estos intereses y habilidades, generando intercambio de conocimiento y actividad socio-cultural.

Voluntario o Involuntario
El agitador hace temblar estructuras que estan establecidas y parecen inamovibles.
Hay cantidad de casos en los que se produce agitación cultural involuntaria, muchas veces provocada por los media y sus intereses políticos. Veasé el caso #vigalondo hace un par de semanas, de repente un ingenioso twitt hace que una parte de la sociedad se vuelva a plantear los límites del humor, la censura, y el uso de las redes sociales. Otro caso sería nuestro proyecto Finis Gloriae Mundi. Pero este es otro tema.

Alcance
Los modelos que nosotros mostramos son para activar la vida socio-cultural de una comunidad y tejer redes. Son, por decirlo de alguna forma, a un nivel doméstico.
Se centran en compartir el potencial creativo más cercano de tu entorno y tu red social.
Los resultados de nuestras actuaciones, aunque materializados puntualmente en productos, intervenciones, charlas, eventos, happenings o performances, suelen verse a medio y largo plazo.

Los proyectos que mostramos en esta charla son:
Kitsch Kitchen
Torneo Passión
Kafé tà Kabaré
Ruralc

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Hardcore!!!! muy bueno el texto, agita agita... & shake

Anónimo dijo...

¡¡¡Que modernos!!!

. dijo...

modernos y hardcores

jeje :):)

pues no se, pero gracias

. dijo...

Más sobre el tema en

http://gestionarcultura.blogspot.com/2011/04/decalogo-de-apoyo-la-gestion-cultural.html?showComment=1302542910490#c8667281711561906773

. dijo...

en la web anterior posteamos esto:

Estas premisas me han recordado al texto que publicamos sobre Agitación Cultural en nuestra web
http://www.furallefalle.com/2011/02/agitation.html
Acerca de nuestra conferencia !Agitation.

Puede ser que la figura del gestor cultural se entienda más como el agente que se encarga de la relación con las instituciones políticas, o como el gestor económico que busca subvenciones y se encarga de la contabilidad de un proyecto; y se entienda menos como el gestor creativo, aquel que lleva a cabo trámites trucos y trampas de diversa índole (no sólo las relaciones económicas) para que un proyecto socio-cultural salga adelante.

En el texto hablamos de la figura y la labor del "agitador" (que nosotros asociamos y vemos complementaria a la del gestor)

Decimos que el trabajo del agitador es:
Construir herramientas, recursos y modelos innovadores. Enseñar las pautas para reproducirlos, de manera que los colectivos de ciudadanos los aprenden y los adaptan a sus circunstancias y su devenir.
Actualizar o re-inventar espacios de uso.
Cuestionar y mejorar las metodologías de trabajo de los colectivos.
Buscar la autogestión y la sostenibilidad (mediante el intercambio de servicios y bienes), y que el trabajo revierta en el procomún.

Y sobre la figura del agitador:

No es un concejal que se dedica a programar lo que le viene dado por los circuitos de su comunidad o por las fiestas populares y religiosas.
No es un "animador cultural" puesto que debe provocar cambios y plantear soluciones a problemas ideológicos o estéticos.
No es un "activista" porqué su función no es solamente política o social, sino también estética, actúa también sobre "el ocio" o "el entretenimiento". (aunque es difícil no ser político)

El agitador cultural debe pasar tiempo con los colectivos de ciudadanos, encontrar los intereses comunes. Conocer el potencial creativo y las distintas habilidades de los miembros de su comunidad. Luego, propiciar actividades sobre estos intereses y habilidades, generando intercambio de conocimiento y actividad socio-cultural.

Pues no sé si estas aportaciones servirán para entender mejor la labor de cada uno de los agentes, o si por e contrario difuminan aun más las competencias de cada cual.
Así es como nosotros lo entendemos desde nuestra práctica y experiencia con proyectos producidos y gestionados por nosotros mismos con pequeñas comunidades, autogestionados en su mayoría, aunque a veces también con la ayuda económica de instituciones (por que otro tipo de ayuda no sueles esperar).

Algunas de las premisas de !Agitation vienen a ser muy parecidas a los tweets de esta entrada.
Hay algunas en esta entrada que deberíamos de grabarlas en la frente, como: aprender de lo que ya está hecho, buscar modelos y copiarlos (algo que me he cansado de decir a asociaciones y políticos, y nada, son vagos)
"No es necesaria la coherencia entre lo ético, lo legal y lo culturalmente potente" uff dile esto al concejal de un pueblo de Castilla La Mancha. :/

Lo que está claro es que hay que plantearse las funciones de los agentes, entenderlas y valorarlas (y remunerarlas también).
Hay que plantearse cómo y quien (formación) está gestionando los fondos de cultura, con que finalidades, que relación tienen estas personas con la gente a la que representan y como se acercan a sus intereses.